ALBERTO MORENO: LÍDERES COMO MARCO ARANA Y PEDRO CASTILLO FRAGMENTAN LA IZQUIERDA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 13 de Enero 2021 .- Alberto Moreno, presidente del Partido Comunista del Perú – Patria Roja, señaló que la fragmentación de la izquierda se debe a la falta de visión de sus líderes como Marco Arana y Pedro Castillo para sumar esfuerzos con miras a un proyecto de desarrollo nacional. Consideró que la candidatura más avanzada de izquierda es la de Verónika Mendoza, que dirige la coalición Juntos por el Perú.

“(Tenemos) una izquierda con una visión chiquita, que no tiene una visión de proyecto. Nosotros hemos estado llamando hace tiempo a la unidad de los socialistas, de las izquierdas, de los sectores progresistas, hacer un frente lo más amplio posible, pero prevalece la aspiración a la candidatura. La candidatura se ha convertido en un fin, ya no es un medio, ya no es una herramienta para hacer esos cambios, es un fin en sí mismo. Si la izquierda se mantiene de esa manera, no tiene futuro. Una izquierda fragmentada no va a darle confianza a la sociedad”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Sin embargo, señaló que “la candidatura más avanzada y seria es la de Verónika Mendoza y nosotros estamos apoyando por esta candidatura, pero también hacemos un llamado a la conciencia de que las responsabilidades son grandes y tenemos que actuar con madurez, amplitud y apertura”. “Si queremos tener éxito hay que sumar, si queremos tener derrotas divide. Esa es la lógica de la historia, es la mejor candidatura, es mujer, es joven, es la mejor candidatura de izquierda que tenemos ahora”, afirmó.

“El gran problema es construir un liderazgo que piense de otra manera, no solamente en el corto plazo, como llego al gobierno, que no discute los grandes problemas del país. Para gobernar se requiere estabilidad, sin eso hay conflictos y con conflictos no se construye nada. Estabilidad es confianza, y tenemos un electorado desconfiado de la política y de los partidos políticos. Aquí los partidos se alquilan, eso es degradante, antidemocrático”, manifestó.

Respecto al futuro de la gestión del próximo gobierno, indicó que si es de derecha va a persistir en las bases de la crisis, si es de centro va a ser ambiguo, si es de izquierda debe tener una plataforma básica que convenza a la mayoría de la sociedad, sobre todo en una sociedad fragmentada como la que tenemos. “Si los gobiernos son débiles, pueden tomar decisiones solo sobre cuestiones parciales y resolver problemas del momento. Si la izquierda llega al gobierno tiene que unir a los sectores progresistas en torno a una plataforma creíble y realizable”, aseguró.

Opinó que esta crisis va a durar por lo menos una década y el próximo gobierno puede sentar las bases. “En China acaban de anunciar que ya resolvieron el problema de la pobreza, aquí también se va a requerir tiempo. China es un país socialista que usa el capitalismo, pero necesitamos ver qué tipo de capitalismo estamos construyendo. Veamos el caso de Corea del Sur, hace 50 años era más pobre que el Perú, su estrategia de desarrollo fue sobre diez complejos económicos, la clave está en la tecnología. Estamos al margen de ello, nos hemos quedado en la economía del siglo antepasado (XIX)”, anotó

“Si se quiere salir de la crisis, lo primero que tenemos que pensar es que proyecto de país queremos construir y eso es lo que está ausente. No hay debate sobre este problema. Interesa la cuestión inmediata, la coyuntura, la candidatura. No hay partidos como existieron realmente, por ejemplo, en el caso del Partido Aprista y Acción Popular, con una estructura, con organización, con líderes, con una dirigencia con visión de país. Hay que reconstruir los partidos. La mayoría de candidatos están basados en estructuras que no tienen solidez”, comentó.

“Tenemos una visión de coyuntura, de corto plazo, esa manera de ver la política no permite construir, lo que prevalece es la visión de lo inmediato, una cultura de la candidatura misma, las propuestas que se realizan son de último momento, no son reflexionadas. Por eso es que estamos en una situación compleja y hay que entender que el próximo gobierno así tenga las mejores intenciones va a ser un gobierno débil”, recalcó.

Constitución ya no funciona

“Lo que tenemos en el fondo es la crisis de un modelo que se impuso a principios de los 90 del siglo pasado, que se dijo que iba a permitir el desarrollo del país, iba a posibilitar el crecimiento permanente, iba a reducir considerablemente la pobreza, todo eso se está demostrando que no ha funcionado como tal. En la base de esa crisis está el Estado, que se materializa por la Constitución del 93, hecho para darle sustento a este modelo de economía, porque no había razón para cambiar muchos aspectos de la constitución del 79, habían pasado apenas 14 años. Sin embargo, la Constitución del 93 no está funcionando porque el Estado es mínimo”, expresó.

“Hay que construir una democracia participativa, que no se limite al voto, que preste atención a la educación, porque forma a las generaciones que vienen. En suma, una propuesta de seis o siete puntos que pueda resolver el problema de la crisis, de la desocupación, de la inseguridad que está creciendo. Esta Constitución es inviable para los cambios que se requieren, no funciona, se ha agotado, es la que fragmenta a la sociedad, a los partidos políticos”, observó.

“Es necesario entender esa dificultad y buscar consensos. Tienen que participar todas las opciones políticas que tienen una proximidad, pero no la derecha neoliberal que patrocina este proyecto en crisis. Hay que buscar otra opción que priorice el Estado, que se plantee que hacer con un mundo que está cambiando. Mientras estemos subordinados a la creencia de que este país depende de las materias primas no tendremos salida”, resaltó.

Afirmó que “el Perú no requiere de inversión, la acumulación que tenemos es insuficiente, el problema no está en que haya inversión, el problema es inversión dentro de que estrategia de desarrollo, inversión para el país que quiero construir”. “Los recursos mineros, ¿para qué los quiero?, ¿tengo posibilidades de crecimiento, sobre la base de las materias primas?, ¿cómo ese momento favorable lo aprovecho en función de un proyecto a largo plazo? No se puede resolver los problemas de un país como el nuestro en cinco años, requerimos continuidad”, dijo.

“Esta crisis es parte de una crisis global, no podemos separar el problema del Perú de lo que está pasando en América Latina, porque hoy el mundo está interrelacionado. La política en el mundo también está en crisis profunda, miren como está Estados Unidos, no solo es el problema de la locura del señor Trump. Es la etapa de una potencia que entra en decadencia, que puede ser prolongada. Esta crisis la misma democracia y el ordenamiento democrático de ese país basado en la permanencia de dos partidos políticos como ejes de la estabilidad de esa nación”, anotó.

“Europa también está en crisis. La crisis sanitaria nos trajo esa situación de globalidad que nos caracteriza. El problema que sufre un país puede extenderse rápidamente a escala global. Esto nos obliga a repensar que debemos hacer con este país de acá a futuro, porque no se pueden resolver los problemas de una sociedad en crisis, pensando en el próximo gobierno, creer que se va a hacer en cinco años”, apuntó.

Ver entrevista….