En Vivo

AL DESCUBIERTO MÁS DE 20 ZONAS CON CONEXIONES ILEGALES DE AGUA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario El Tiempo de Piura 

En lo que va del año, y con el fin de reducir el consumo no facturado de los servicios de agua potable y alcantarillado, la EPS Grau ha puesto al descubierto e intervenido conexiones clandestinas en más de 20 zonas de Veintiséis de Octubre, Castilla y Piura.

En el nuevo distrito, entre enero y mayo, la empresa ha implementado operativos en sectores como Villa La Planicie y la Asociación Pro Vivienda Los Educadores. Asimismo, se han retirado cientos de metros de redes ilegales en puntos críticos como los asentamientos Nuevo Amanecer, Las Dalias, Rosa de Guadalupe, Villa Perú-Canadá y La Península.

El representante de la EPS Grau-Zonal Piura, Arsenio Huacchillo García, explicó que entre los puntos intervenidos en Castilla se encuentran los AA.HH. Tacalá, Nuevo Talarita, Ampliación Nuevo Talarita, Teresa de Calcuta y Ciudad del Niño. De igual manera, se erradicaron conexiones hechas sin el consentimiento de la EPS Grau en otras zonas como Villa Chulucanas, San Bernardo, Los Médanos y Pampas de Castilla.

“En Piura también se han implementado estas intervenciones. Por ejemplo, en los asentamientos 1 de Agosto, Temple Seminario, Señor de los Milagros y la Urb. Los Jardines. Estas acciones seguirán, como este jueves 23 de mayo (hoy) que se llevará a cabo el sexto mega operativo del 2019”, indicó.

Corte en 5 zonas
En el caso de la Zonal Piura, en el quinto megaoperativo ejecutado el pasado 9 de mayo, se realizaron cortes a decenas de usuarios de la jurisdicción, que mantenían una deuda conjunta de casi 100 mil soles, según la EPS.

La entidad informó que hoy jueves 23 de mayo se realizará el sexto megaoperativo de corte de agua potable y alcantarillado, en las zonales de Piura, Sullana, Talara Paita y Chulucanas.

Por último, EPS Grau recalcó que las conexiones no autorizadas inciden negativamente en la calidad de los servicios brindados, en perjuicio de aquellos usuarios que sí están formalizados, cuentan con alcantarillado y agua potable, y pagan puntualmente sus recibos.