En Vivo

ACTIVOS MINEROS: PROYECTOS DE REMEDIACIÓN AMBIENTAL EN PUNO DEMANDARÁN INVERSIÓN DE S/ 66.9 MILLONES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

A la fecha, los proyectos Aladino VI y Esquilache registran un avance de 18.19% y 73.43%, respectivamente, y beneficiarán a más de 87 mil pobladores.

Puno, 10 de febrero de 2021.- La empresa estatal Activos Mineros (AMSAC) – líder en remediación medioambiental en el Perú – informó hoy que, en cumplimiento al encargo recibido por el Ministerio de Energia y Minas, viene ejecutando los proyectos de remediación de pasivos ambientales mineros en Puno, los cuales demandarán una inversión de S/ 66.9 millones.

El gerente general de AMSAC, Antonio Montenegro, detalló que en esta región se ubican  los proyectos Aladino VI y Esquilache, los cuales registran un avance de 18.19% y 73.43%, respectivamente, y beneficiarán a 87 mil pobladores de forma directa e indirecta.

“Estimamos que los citados proyectos concluirán entre junio del 2021 y marzo del 2022, respectivamente, lo que contribuirá en el mejoramiento del ecosistema y las condiciones de vida de la población”, sostuvo.

Radiografía de los proyectos

En el caso de Aladino VI, Activos Mineros tiene previsto el cierre de 24 pasivos ambientales mineros de la ex unidad minera del mismo nombre, a través del encapsulamiento del relave y desmontes de mina, mediante el uso de geosintéticos, así como el cierre de bocaminas, chimeneas, entre otros. Estos trabajos permitirán la  recuperación ambiental de la microcuenca de Chactani, ubicada en el distrito de Mañazo.

Mientras que, en el caso de Esquilache, se tiene como objetivo el cierre de 135 pasivos ambientales mineros de la ex unidad minera San Antonio de Esquilache, a través de la construcción de cinco depósitos de relave que serán coberturados, así como desmonte de mina, y clausura de bocaminas, piques, tajos, entre otros.

“En ambos proyectos, la etapa de ejecución está incluyendo mano de obra local para los trabajos de obras civiles, movimiento de tierras y reforestación con plantas nativas, lo que permite a los pobladores de Mañazo y San Antonio participar activamente en la remediación ambiental de Aladino VI y de Esquilache”, concluyó Montenegro.