En Vivo

ABANTO: PEDIDO DE PRISIÓN PREVENTIVA SE BASA EN MENTIRAS Y UN TESTIMONIO DE OÍDAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Asegura que medida obedece a su fuerte oposición a los métodos  que el MP ha empleado en la investigación a Jaime Yoshiyama y Keiko Fujimori.

RCR, 23 de Octubre 2019 .- Humberto Abanto, abogado defensor de Jaime Yoshiyama, sostuvo que el pedido fiscal de prisión preventiva de 36 meses en su contra, por supuestos arbitrajes a favor de Odebrecht, se basa en una serie de mentiras y en una declaración testimonial que no tiene sustento. El abogado calificó de “mala fe y divorcio de la realidad el pedido del fiscal del tercer despacho del equipo especial Lava Jato, Germán Juárez Atoche”.

“Se ha llegado al extremo de mentir en más de una ocasión en la disposición, formalización y continuación de la investigación preparatoria. Yo participé en tres arbitrajes: el 1991, el 2087 y un arbitraje ad hoc que no tiene número. En los arbitrajes se cumplieron con todos los requerimientos y yo no tuve ninguna reunión ni con funcionarios del Ministerio de Transporte ni con ejecutivos de Odebrecht. No he tratado con ellos”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Aseguró que “el Ministerio Público tiene un testigo de oídas, un señor de apellido Calderón Rossi, que yo no he visto jamás en vida, que dice haberse conchabado con el árbitro Álvarez Pedroza para pedirle dinero a Odebrecht y los dos le piden un porcentaje, algo así como el 2% del valor a laudar”.

“Los ejecutivos de Odebrecht dicen que le entregaron dinero a Calderón Rossi. Calderón Rossi dice que le da el dinero a Álvarez Pedroza y este dice que el dinero lo estaba repartiendo con los árbitros. (…) A Calderón Rossi yo no lo conozco y yo no he recibido ningún centavo de Odebrecht ni directa ni indirectamente. Yo no entiendo cómo Calderón Rossi puede probar que alguien le dijo algo, a menos que cuente con una grabación. Además, tanto en el primer arbitraje como en el segundo arbitraje, nadie dice que me hayan dado dinero”, indicó.

Añadió que “Calderón Rossi dice que se puso de acuerdo con el árbitro Álvarez Pedroza y comenzamos las negociaciones con Odebrecht y quedamos en 400 y pico mil dólares. Si él dice que yo no participé en esa formación, cómo es que luego puede decir que Álvarez Pedroza le dijo que me dio el dinero que le entregaron. Ni siquiera se razona con lógica”.

Enfatizó que “si ya el Ministerio Público había dicho, en los casos 1991 y 2087, que yo tenía un contacto directo con Odebrecht, para qué yo necesitaría un intermediario si tengo una relación directa con Odebrecht.  Es un testimonio de oídas, porque Calderón Rossi dice que Álvarez Pedroza le dijo. Calderón Rossi no dice yo vi, sino dice que Álvarez Pedroza me dijo.  Yo voy a afrontar la audiencia de prisión preventiva y yo no me voy a ir hasta que todo claro y de convencer a todos de la limpieza de mi conducta”.

“En el primer arbitraje recogen un dicho de Cánepa Torres, quien dice que le dio dinero a uno de los árbitros y que a mí no me dio porque siendo miembro de la estructura del Apra tenía un trato directo con Odebrecht. Dicen que en el segundo arbitraje los tres árbitros decidimos hacer una visita al proyecto y a las oficinas de Odebrecht y fuimos atendidos por Alfredo Llanos. Nosotros no hicimos ninguna visita sino que por resolución N° 6 del 21 de febrero del 2012 se ordenó una inspección arbitral para constatar que se muevan unos deslizamientos. Hay que ser canalla para convertir una inspección arbitral en una visita a las instalaciones de Odebrecht”, comentó.

“Según la teoría del Ministerio Público yo ya tenía una relación directa con Odebrecht y si es así para que necesito yo un intermediario que me de plata. Esa es una cosa que Juárez va a tener que explicar porque si alguien revisa con cuidado yo soy alguien con una filiación ideológica que es una opción que yo tomé, pero yo no tengo militancia partidaria desde el año 2002. Entonces como puedo pertenecer a una estructura a la que yo no pertenezco”, insistió.

Ministerio Público no se apega a los hechos

Abanto aseguró que “no existe una conducta apegada a los hechos y ajustada a Derecho por parte del Ministerio Público particularmente en mi caso”. “A mí me incluyeron en esta investigación cuando yo estaba cuestionando las versiones tergiversadas que estaba dando el Ministerio Público sobre las declaraciones de Barata, Mameri y Migliacho. Cuando comencé a cuestionarlas, en abril del año pasado me incorporaron en la investigación”, afirmó.

Indicó que “hoy que cada vez se hace más fuerte mi oposición a los métodos vedados que han empleado en la investigación a Jaime Yoshiyama y Keiko Fujimori, vamos a este pedido de prisión preventiva. Esto es un propósito perverso de deshacerse de un abogado incómodo en medio de una investigación que quisieran llevarla a placer”.

“Yo no estoy pidiendo que le entreguen 524 millones de soles a Odebrecht, pero otros sí. En mi caso y en el caso de Jaime Yoshiyama hay un claro sesgo en los procesos. Jaime Yoshiyama está por un simple dicho de Barata y hasta ahora no hay un solo documento que lo acredite. Barata dijo que el llevó medio millón de dólares y ha querido presentar unos papeles del año siguiente que no tiene nada que ver con el tiempo en el que supuestamente le dio dinero a Yoshiyama”, dijo.

Enfatizó que “yo veo que la palabra del testigo que perjudica a quienes ellos quieren perjudicar se toma como verdad revelada. Si Barata dice algo que perjudica a alguien entonces es valioso. Si otro lo dice aun desmintiendo a Barata entonces esto es valioso”.

“En caso de Nava si el Ministerio Público ha llegado a la convicción de que la versión de Nava es válida para inculpar al expresidente García, entonces deberían romper el acuerdo con Barata, porque estaría mintiendo. Yo no creo que, en este caso, Barata esté mintiendo. Barata ha sido muy claro en señalar que a quien le entregaba el dinero era a Nava y no al presidente García”, manifestó.

Colaboración eficaz es instrumento de destrucción

El abogado advirtió que “la colaboración eficaz se ha constituido en un instrumento de destrucción del investigado y no en un instrumento de investigación o de búsqueda de la verdad”. “Yo llamó la atención en la importante voz del juez supremo César San Martín, a quien no van acusar de aprofujimorista, que ha salido a advertir acerca de estas filtraciones que lleva adelante el Ministerio Público, a decir que esto está mal y que lo peor es que se hace con información fragmentada y deliberadamente sesgada para perjudicar a los investigados”, subrayó.

 “Si un juez supremo está advirtiendo de los despropósitos y abusos que comete el equipo Lava Jato, entonces cómo no nos va a llamar la atención. En este caso, por ejemplo, los señores han filtrado inmediatamente documentos que se supone son reservados. Lo curioso es que somos 16 personas a las que se les ha pedido prisión preventiva, pero resulta que el caso es Humberto Abanto y 15 personas más”, anotó.

Anunció que “yo me voy a defender con todo, yo voy a defender la limpieza de mi conducta. Anoche hablaba con mis hijos y les decía que su abuelo (mi padre) me legó un apellido con una ética de trabajo y yo he desarrollado en mi vida el compromiso que asumí con Haya de la Torre de mantener la limpieza de mi conducta. Yo no voy a permitir que destruyan todo mi esfuerzo, toda mi reputación y todo mi trabajo”.