ESTADO INTENTA TRABAJAR EN PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DEL ABUSO INFANTIL, PERO DEBE MEJORAR LA ARTICULACIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 17 de diciembre 2018.-  El Estado y los gobiernos mantienen la intención de trabajar en la prevención y atención del abuso infantil, especialmente sexual, en las instituciones educativas del país, aunque debe mejorar la articulación de los diferentes aspectos y particularidades, afirmó el director de Aurea Group. Sergio Claux.

“Sí hay la intención de trabajar este tema de la prevención de abusos o de las denuncias. Creo que hay una gran oportunidad de mejorar, en la necesidad de articular los tipos de abusos… Tu tienes que prevenir con ambientes seguros; tienes que proteger, con protocolos claros; pero también tienes que saber intervenir, si se da un caso”, subrayó.

Detalló por ejemplo, el ministerio de Educación tiene un portal web denominado “SíseVe”, que lo ha creado para que las instituciones educativas, las personas o las familias puedan generar denuncias que sean públicas sobre algún caso de abuso, “pero que está muy centrado en el tema del bullyng, que es algo que escucha mucho en ambientes educativos”.

En diálogo con el programa “Hablemos de Educación” de Red de Comunicación Regional (RCR), Claux calificó también de “alarmantes” los elevadísimos índices de abusos físico, psicológico y sexual de adolescentes en Blas aulas escolares, los cuales superan el 80 %, al tiempo de indicar que estas cifras no pueden segmentar este problema en categorías.

“(Por el contrario,) sino entender que la educación de los chicos en temas de prevención va completamente articulada en distintas fases e interacciones que tienen con personas en su día a día”, apuntó.

El coordinador de la región latinoamericana de la red linc, indicó igualmente que los ámbitos de protección deben ser los lugares donde los niños pasan la mayor parte de su tiempo, “sobre todo cuando nuestro país tiene esta característica de reaccionar ante los hechos, pero no de prevenir”.

“En el caso de los espacios públicos, por ejemplo, es un lugar super interesante porque los gobiernos se hacen responsables de los espacios servicios que dan para la interacción y de servicios al ciudadano, específicamente a menores de edad.  Entonces, un parque zonal, una biblioteca pública, también deberían estar atentos para generar mecanismo de prevención y no solamente de intervención cuando un acto se ha dado”, puntualizó.

De otro lado, consideró además que un centro o institución educativa que atiende a menores de edad debe aprender a reconocer signos que permitan salvaguardar a los niños o a las niñas, sin necesariamente ser él, o la entidad, la agresora.

“El problema es que todo el mundo quiere cubrirse a sí mismo y lavarse las manos. Pero un mecanismo de prevención transversal lo que te genera es que todos seamos actores de cualquier tipo de posibilidad de abuso y, por lo tanto, el nivel de protección es menor”, anotó.

En ese sentido, especificó: “Porque si yo soy un papá que abuso de mi hijo y le pego todos los días; si yo sé que el colegio donde está tiene protocolos y que tiene en claro el tema, probablemente va a ser un elemento disuasor, porque sé que existe una ley nacional en contra del castigo físico.    Entonces, esas son las dinámicas que tiene que darse”.

Ver entrevista…