EL 2020 SE RECAUDARON S/ 17,634 MILLONES MENOS POR PARALIZACIÓN ECONÓMICA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Gestión

La Sunat informó que en diciembre ya se observa una menor contracción de la recaudación tributaria. Los impuestos a la producción y consumo cayeron más que el Impuesto a la Renta.

Lima, 12 de enero de 2021.- La crisis económica provocada por la pandemia del covid-19, tuvo entre sus consecuencias una fuerte caída de la recaudación tributaria en el año 2020, al cerrar con un total de S/ 93,128 millones cobrados por la Sunat, monto que es menor en S/ 17,634 millones que lo recaudado el 2019 (ver gráfico).

Es decir, dicho monto representa una contracción de 17.4%, una tasa que no se tuvo siquiera en la crisis mundial del 2009, pues en ese año el retroceso fue de 9.8%.

La Sunat reconoce que esta menor recaudación se debe, sobre todo, a la paralización de actividades económicas en el país, debido a las medidas dadas para frenar la pandemia.

El estricto confinamiento afectó fuertemente en el segundo trimestre, pero luego, en la segunda mitad del 2020, ya se observó una recuperación de la recaudación, en línea con la reactivación de actividades económicas. Pese a ello, en diciembre se recaudó 3% menos que el mismo mes del 2019 (ver gráfico).

Impactos

La Sunat informó que la recaudación de impuestos a la producción y consumo, como Impuesto General a las Ventas (IGV) y el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), cayó más que la del Impuesto a la Renta (IR).

Por el lado del IGV, al finalizar el 2020 la recaudación total fue de S/ 55,392 millones, que es S/ 8,113 millones menos que lo obtenido en el 2019, lo cual se explica por la débil actividad económica interna. Pero en diciembre ya se observa un resultado positivo (ver vinculada).

En el caso del IR, también tuvo contracción, pero menor a la del IGV. Así, se pasó de recaudar S/ 44,015 millones en el 2019 a S/ 38,167 millones el 2020, es decir, una disminución de S/ 5,849 millones.

La contracción de este tributo se dio en todos sus componentes. En los pagos a cuenta de tercera categoría cayeron en 22.9%, en segunda categoría cayó en 25%, mientras que en quinta categoría que agrupa a los trabajadores formales que están en planilla la contracción fue de 7.6%.

El año pasado, el Gobierno dio una serie de facilidades tributarias para el cumplimiento de las obligaciones por parte de los contribuyentes, que estuvieron afectados por la crisis económica.

Entre estas medidas están el fraccionamiento tributario, la suspensión o rebaja de coeficientes para el pago a cuenta del IR, la postergación del pago de obligaciones, la exoneración de aranceles a un grupo de equipos y productos asociados al combate a la pandemia y la reducción de la Tasa de Interés Moratorio (TIM).

En diciembre volvió a crecer el IGV interno

La recaudación del IGV interno es un indicador del dinamismo que tiene la actividad económica en el Perú, pues permite tener una aproximación de la cantidad de transacciones realizadas y compararlas con el año previo.

Desde que se inició la pandemia en el Perú, en el mes de marzo del 2020, en casi todo el año la recaudación de este impuesto tuvo caídas mensuales. Se inició con una contracción de 13.1% en el propio marzo, para luego tener un piso de 44.8% de caída en mayo, viéndose luego una recuperación, junto con el inicio de actividades.

Así, en julio tenía una contracción de 24.8% y ya en octubre solo era de 1.8%. En este ritmo, la recaudación del IGV interno terminó el 2020 con una ligera tasa de crecimiento de 0.2% en el mes de diciembre, con los S/ 3,475 millones cobrados por la Sunat.